Sobre el coronavirus (COVID-19)

Saber más...
Servicios de Salud
Go to covid

Salud emocional en aislamiento y cuarentena:

Al terminar la cuarentena

Al terminar la cuarentena

Las reacciones emocionales más comunes

Estar apartado de otras personas por tiempo prolongado, puede generar estrés y ansiedad y lo más probable es que cada persona tenga diferentes sensaciones al salir de la cuarentena. Las reacciones emocionales más comunes son:

  • Sentimientos encontrados, incluido el alivio después de permanecer confinado en casa.
  • Temor y preocupación por tu salud y la salud de tus seres queridos
  • Estrés y sensación de continuar monitoreando tu estado de salud todo el tiempo
  • Tristeza, enojo o frustración porque tus amigos o seres queridos tienen temor de que los contagies, aunque no sea así.
  • Culpa por no poder desempeñar tus tareas o actividades normales.
  • Otros cambios en la salud emocional o mental.

Nota: los niños también pueden sentirse molestos o tener otras emociones fuertes.

¿Y el personal sanitario?

el personal del sector salud también puede presentar consecuencias

Al igual de quienes permanecieron en cuarentena, el personal del sector salud también puede presentar consecuencias emocionales, como agotamiento, o estrés traumático secundario, entre otros síntomas derivados de sus experiencias durante la contingencia. Si te encuentras en esta situación, es importante que tomes en cuentas estos consejos para cuidar tu salud y poder seguir ayudando a más personas.

  • Trata de trabajar siempre en equipo para aminorar el estrés.
  • Aprende a identificar estas sensaciones:

    Agotamiento

    • Tristeza, depresión o apatía.
    • Frustración e irritabilidad.
    • Culpar a los demás.
    • Indiferencia.
    • Aislamiento o desconexión con otros.
    • Mal cuidado o higiene personal.
    • Cansancio y agotamiento abrumador.
    • Sentimiento de fracaso.
    • Necesidad de consumir alcohol u otras sustancias para sentirse bien.

    Estrés traumático secundario

    • Exceso de preocupación o temor por que pase algo malo.
    • Estar a la defensiva siempre.
    • Sobresaltos ante cualquier situación.
    • Corazón acelerado como síntoma de estrés.
    • Pesadillas.
  • Tómate el tiempo de conocer a tus compañeros de trabajo.
  • Reconoce situaciones difíciles, reconoce logros por muy pequeños que los consideres.
  • Toma descansos.
  • Limita las horas de trabajo por turno.
  • Habla con tus familiares, amigos y compañeros de trabajo sobre tus sentimientos y experiencias.
  • Practica técnicas de respiración y relajación.
  • Mantén una dieta saludable, duerme bien y haz ejercicio.
  • Traza tus límites y pide ayuda cuando lo necesites.