El uso de cubrebocas es obligatorio durante tu estancia en el hospital

¡Seguimos cuidando tu salud! Recuerda: el uso de cubrebocas es obligatorio durante tu estancia en el hospital; con esto evitamos la propagación de enfermedades respiratorias.

Servicios de Salud
Go to COI-Maxi

Cancer Center:

Cáncer infantil

Cáncer de Próstata



Cáncer Infantil

Importancia de la detección temprana

Actualmente el cáncer infantil es la segunda causa de muerte en pacientes de edad pediátrica entre los 1 y 14 años. Solo el 10% de los pacientes con cáncer infantil se asocian a algún síndrome genético de predisposición al cáncer, el resto de casos se deberá a casos de novo.

En Médica Sur estamos comprometidos con la detección temprana del cáncer infantil y brindamos, en la mayoría de casos, tratamientos menos intensivos y de menor duración que a largo plazo puede influir la mejora de las tasas de supervivencia de los niños afectados. Además de contribuir significativamente a la reducción de complicaciones y efectos secundarios asociados a ellos.

Llena el siguiente formulario para agendar tu cita de valoración y nosotros te contactaremos

Síntomas y detección temprana

Estas señales de alarma que pueden hacer sospechar de un diagnóstico de cáncer infantil:

  • Sudoración nocturna excesiva.
  • Pérdida de peso no intencionada.
  • Dolor progresivo en alguna extremidad que se asocia con un aumento de volumen y limita las actividades diarias.
  • Fatiga progresiva, palidez, cansancio o apatía sin causa aparente.
  • Fiebre persistente que dura varios días, no asociada a infección evidente y que no mejora con los tratamientos habituales.
  • Sangrado frecuente por la nariz, que se vuelve más abundante con el tiempo y tarda más en detenerse.
  • Presencia de puntos rojos o moretones en el cuerpo sin una causa aparente.
  • Reflejo blanco en la pupila, desviación de la mirada o aumento progresivo de volumen en el ojo que va acompañado de dolor ocular.
  • Dolor de cabeza persistente y progresivo que despierta al niño durante la noche y se agrava con el esfuerzo, la tos o los cambios de postura.
  • Ganglios con un aumento de volumen progresivo que no responden a medicamentos convencionales y que no están relacionados con una infección activa, especialmente aquellos ubicados en las regiones supraclavicular, epitroclear y poplítea.

¡La detección temprana salva vidas!

La detección del cáncer infantil es un proceso fundamental que implica la identificación temprana de síntomas y signos de alarma que pueden ser indicativos de la presencia de la enfermedad en niños. Es crucial que los padres y cuidadores estén alerta a estos síntomas mencionados, ya que su identificación puede marcar la diferencia.

La detección temprana generalmente comienza con la búsqueda de atención médica especializada. Los profesionales de la salud, como los pediatras, juegan un papel crucial en la evaluación inicial de los síntomas y la derivación a especialistas en oncología pediátrica cuando es necesario.

Estos especialistas cuentan con la experiencia y los recursos necesarios para indicar exámenes médicos especializados, como análisis de sangre, estudios de radiología e incluso estudios de medicina nuclear, así como de indicar la toma de biopsia en caso de necesitarlo. Lo anterior para confirmar o descartar el diagnóstico de cáncer.

Si sospechas de cualquier síntoma de alarma en tu hijo o tienes preocupaciones relacionadas con su salud, no esperes más. Agenda una consulta con nosotros y da el primer paso hacia un tratamiento efectivo y una atención médica de calidad

Fases de cáncer infantil

El cáncer infantil se clasifica en etapas similares a los cánceres en adultos. Las etapas ayudan a los médicos a determinar la extensión de la enfermedad y a planificar el tratamiento adecuado. Las fases del cáncer infantil generalmente se dividen en las siguientes:

Fase 0: las células cancerosas están presentes solo en la capa más superficial de las células y no han invadido tejidos más profundos ni se han diseminado a otras partes del cuerpo.

Fase I: el cáncer se encuentra en su lugar de origen y no se ha extendido a tejidos circundantes ni a los ganglios linfáticos regionales.

Fase II: el cáncer puede haber crecido más grande y puede haber invadido tejidos cercanos, pero aún no se ha diseminado a los ganglios linfáticos o a otras partes del cuerpo.

Fase III: el cáncer generalmente se ha diseminado a los ganglios linfáticos cercanos o a tejidos circundantes, pero aún no se ha extendido a otras partes del cuerpo.

Fase IV: el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo, como los pulmones, el hígado, el cerebro u otros órganos distantes. Esta es la etapa más avanzada y generalmente la más difícil de tratar.

Es importante destacar que las fases pueden variar según el tipo específico de cáncer infantil y su ubicación en el cuerpo. Cada tipo de cáncer tiene su propio sistema de estadificación. Los médicos utilizan estas etapas para guiar el tratamiento y determinar el pronóstico.

Siempre es crucial consultar a un oncólogo pediatra certificado para obtener una evaluación precisa y un plan de tratamiento específico para el caso de un niño con cáncer.

Tipos de tratamiento y por qué atenderse en Médica Sur

Los tratamientos para el cáncer infantil varían según el tipo específico de cáncer, la etapa de la enfermedad y las necesidades individuales del niño. Algunos de los tratamientos comunes para el cáncer infantil incluyen:

  • Quimioterapia sistémica: el tratamiento con medicamentos quimioterapéuticos se utiliza para destruir células malignas. Puede administrarse por vía oral o mediante infusiones intravenosas.
  • Radioterapia: la radioterapia utiliza radiación de alta energía para eliminar las células malignas. Puede ser necesaria posterior a procedimiento quirúrgico o bien como parte del tratamiento inicial del paciente.
  • Cirugía: en algunos casos, se puede realizar una cirugía para extirpar el tumor o una parte de él. La cirugía es parte del tratamiento integral de un paciente con cáncer y siempre debe de realizar por un cirujano oncólogo pediatra.
  • Trasplante de médula ósea: en algunos tipos de cáncer, como la leucemia, un trasplante de médula ósea puede ser parte del tratamiento incial o bien en casos de recaída de la enfermedad.

¿Por qué atenderse en Médica Sur?

  • Especialización en cáncer pediátrico: en Médica Sur contamos con un equipo de oncólogos pediatras certificados que se especializan en el tratamiento del cáncer infantil. Tienen un profundo conocimiento de las necesidades únicas de los niños con cáncer y están comprometidos con proporcionar la mejor atención posible.
  • Tecnología de vanguardia: en Médica Sur estamos equipados con tecnología médica de última generación, lo que permite un diagnóstico preciso, personalizado y tratamientos avanzados.
  • Atención multidisciplinaria: en Médica Sur, los niños con cáncer reciben atención integral. Se trabaja en equipo con otros especialistas, como cirujanos pediátricos, radioterapeutas y enfermeros especialistas en oncología, para garantizar un enfoque completo y personalizado.
  • Calidad en la atención médica: somos conocidos por nuestro compromiso con la calidad en la atención médica. Nuestros pacientes pueden confiar en que recibirán atención de excelencia y centrada en el bienestar del niño y su familia.
 

¡Cuida su salud siempre!
Agenda una cita de valoración con nuestros oncólogos: 55 5424 7200 ext. 6730Completa nuestro formulario »