Sobre el coronavirus (COVID-19)

Saber más...
Servicios de Salud
Go to CheckUp-Maxi

Saber sobre una Enfermedad:

Colitis ulcerosa crónica inespecífica (CUCI)

¿Qué es la colitis ulcerosa crónica inespecífica (CUCI)?

La colitis ulcerosa crónica inespecífica (CUCI) es una enfermedad inflamatoria del colon (intestino grueso). Está caracterizada por la inflamación y ulceración de la pared interior del colon. Los síntomas típicos incluyen diarrea (algunas veces con sangre) y con frecuencia dolor abdominal.

 

Tipos de colitis ulcerosa crónica inespecífica (CUCI)

Cuando la CUCI afecta solamente la parte inferior del colon, el recto, se llama proctitis ulcerosa. Si la enfermedad afecta solamente el lado izquierdo del colon, es llamada colitis limitada o distal. Si involucra el colon completo, es llamada pancolitis.

¿Qué causa la CUCI?

Se desconoce la causa de esta enfermedad. No se cree que sea causada por estrés emocional o por alimentos, o que sea transmitida directamente de persona a persona. Existen un  gran número de estudios de investigación que han indicado que la inflamación en los casos de enfermedad inflamatoria intestinal involucra una interacción compleja entre los genes heredados por el paciente, su sistema inmunológico y algunos elementos del medio ambiente como infecciones bacterianas.

En los países desarrollados se realizan grandes estudios de investigación que buscan conocer la causa que desencadena esta enfermedad. En México existen algunos centros especializados que dedican sus esfuerzos al mismo objetivo, entre los que destacan el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición y el Hospital Médica Sur, que cuentan con los especialistas entrenados para estudiar y tratar este padecimiento.

¿Qué tan común es la CUCI?

En México se desconoce la frecuencia y se considera que es una enfermedad poco común; sin embargo pareciera ser que esto se debe más al desconocimiento de la misma y a la falta de estudios diagnósticos adecuados para detectarla en forma oportuna. 

La CUCI es predominantemente una enfermedad de jóvenes. La mayoría de los casos es diagnosticada antes de los 30 años, aunque la enfermedad puede ocurrir a cualquier edad, incluyendo en las últimas décadas de la vida de una persona. En efecto, es posible que un número mucho menor de pacientes se vea afectado por la enfermedad entre los 50 y los 70 años de edad. Existe mayor incidencia de CUCI en personas caucásicas que en grupos minoritarios y una mayor incidencia en personas de raza judía que en los no judíos.

¿Cuáles son los síntomas de la CUCI?

El primer síntoma de la CUCI es un aflojamiento progresivo del excremento. El excremento generalmente tiene sangre y puede asociarse con retortijones de dolor abdominal y severa urgencia de evacuar. La diarrea puede empezar lentamente o de repente. Adicionalmente, puede haber lesiones en la piel, dolores en las articulaciones, y en niños, falta de crecimiento adecuado.

¿Cómo se diagnostica la CUCI?

Los médicos diagnostican la CUCI basados en la historia clínica del paciente. La principal meta de los exámenes médicos es diferenciar la CUCI de otras causas infecciosas de diarrea. Así, se realizan exámenes de excremento para eliminar la posibilidad de diarrea causada por bacteria, virus y parásitos y después, generalmente los pacientes son sometidos a una evaluación del colon llamado colonoscopia, en donde también se toman muestras del tejido del colon que son analizadas por los especialistas en patología. Este estudio, además de determinar el tipo de enfermedad inflamatoria, permite descartar otro tipo de padecimientos como cáncer de colon u otros no cancerígenos, pero igualmente importantes.

 

¿Qué medicamentos son usados para tratar la CUCI?

Actualmente, no existe cura para la CUCI, pero un tratamiento médico efectivo puede suprimir el proceso inflamatorio. Esto permite al colon sanar y aliviar los síntomas de diarrea, sangrado rectal y dolor abdominal.

Como tal, el tratamiento de la CUCI involucra medicamentos que disminuyen la inflamación anormal en la pared del colon, lo que contribuye a controlar los síntomas. Es por esto que, ante la sospecha, o bien la seguridad de que se padece esta enfermedad, se debe acudir a médicos expertos en la materia que habrán de individualizar el tratamiento indicado para cada persona.

¿Cuál es el papel de la cirugía en la CUCI?

La terapia no es completamente exitosa, o tiene complicaciones, en tres o cuatro pacientes de cada diez. En estos casos, la cirugía puede ser una opción, un procedimiento que involucra la extirpación completa del colon, también llamada colectomía.

De cualquier forma, esta recomendación se hace de manera multidisciplinaria, por un conjunto de médicos especialistas dedicados al estudio, diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, después de llevar una vigilancia continua de su evolución, así como de la detección oportuna de complicaciones.

¿Es importante la nutrición en la CUCI?

La buena nutrición es esencial en cualquier enfermedad crónica, pero especialmente en ésta, porque la diarrea y el sangrado rectal pueden privar al cuerpo de líquidos, electrolitos y nutrientes. Por esa razón, el mantenimiento de una nutrición adecuada es importante en el tratamiento de la enfermedad.

No hay alimentos específicos que jueguen un papel especial en la enfermedad. Sin embargo, cuando la enfermedad está activa (es decir, cuando está produciendo síntomas) puedes encontrar que los alimentos blandos y suaves causen menos molestia que los condimentados o altos en fibra. La mayoría de los especialistas recomiendan una dieta bien balanceada para sus pacientes, con la excepción de restringir los productos lácteos en pacientes intolerantes a la lactosa, o la cafeína cuando hay diarrea severa.


¿El estrés emocional puede activar los ataques de la CUCI?

Debido a que el cuerpo y la mente están muy interrelacionados, el estrés emocional sí puede influir en los síntomas de la CUCI o, para el caso, de cualquier enfermedad crónica.

Sin embargo, es mucho más frecuente que el estrés sea una reacción a los síntomas de la misma enfermedad. Por lo tanto, las personas con CUCI deberán recibir comprensión y apoyo emocional de sus familias y médicos.

¿Es posible llevar una vida normal con CUCI?

Aunque la CUCI es una enfermedad crónica seria, no es mortal. Algunos pacientes experimentan síntomas cuya intensidad puede oscilar de leve a grave. La mayoría de las personas con CUCI continúa llevando una vida normal, útil y productiva, aunque necesiten tomar medicamentos y ocasionalmente deban ser hospitalizados. Los medicamentos de mantenimiento han demostrado reducir significativamente los brotes de síntomas de CUCI. Entre esos períodos de brotes de la enfermedad, la mayoría de los pacientes se sienten bien y están relativamente libres de síntomas.

Otras preguntas frecuentes en pacientes que padecen CUCI

  • ¿Podré estar en condiciones de trabajar, viajar, hacer ejercicio?
  • ¿Pueden los medicamentos tener efectos secundarios?
  • ¿Debo tener una dieta especial?
  • ¿Cómo reaccionarán otras personas a mi enfermedad?

Aprender todo lo posible es un paso importante para tomar las riendas de su enfermedad y de su vida. Esta información ofrece un panorama de la CUCI, su diagnóstico y tratamiento y su impacto en la vida diaria de los pacientes y sus familias.