Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

¿Qué es?

La depresión es una enfermedad que afecta el estado de ánimo, los pensamientos, la conducta y produce síntomas físicos. 

Es un trastorno cerebral que perdura más allá de un sentimiento pasajero de tristeza.

¿A quién afecta?

La depresión puede desarrollarse en cualquier gente y a cualquier edad. Todos los grupos raciales, etnias y grupos socioeconómicos pueden padecer depresión. 

Esta enfermedad afecta a una de cada seis personas a lo largo de su vida y, es dos veces más frecuente en mujeres que en hombres. 

Desde bebes, hasta gente de la tercera edad están predispuestos a padecer depresión.

¿Cómo afecta?

La depresión afecta tanto la mente, como el cuerpo (incluyendo las emociones, el pensamiento y el comportamiento). 

Causa síntomas que pueden llegar a durar meses y hasta años. En algunas ocasiones los síntomas se tornan incapacitantes al grado de interferir con la capacidad de funcionar del individuo. En casos extremos, las personas pueden llegar al suicidio debido a  la depresión. 

Signos y Síntomas

Es necesario que exista un cambio significativo en el estado de ánimo por al menos 2 semanas con: 

  • Sentimiento constante de tristeza, ansiedad o de vacío.
  • Falta de interés o placer en actividades comunes (incluyendo el sexo).
  • Falta de energía, cansancio, lentitud.
  • Insomnio o hipersomnio
  • Disminución o aumento de apetito con el consecuente cambio de peso.
  • Dificultad para concentrarse y/o baja de memoria.
  • Sentimiento de culpa, desesperanza y minusvalía.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Pensamiento de muerte y hasta de suicidio.
  • Dolores crónicos y persistentes que no se alivian con tratamiento. 

Causas

No existe una "simple" causa que provoque la depresión. Algunos tipos de depresión ocurren de manera espontánea. Esto se debe a que algunas gentes pueden tener una predisposición genética. 

Muchos estudios del cerebro demuestran que cuando hay una depresión, existe un mal funcionamiento en la química de zonas específicas del cerebro. 

Eventos estresantes, muertes cercanas o pérdidas son eventos que pueden disparar episodios depresivos. 

El uso o abuso de drogas y alcohol pueden contribuir al desencadenamiento de la enfermedad. 

Malos hábitos, dificultades familiares, laborales y sociales son, sin lugar a dudas contribuyentes, así  como ciertos estilos de pensamiento, llámese el pensar negativamente de uno mismo, del mundo y el futuro. 

Información adicional

Algunas gentes sufren un episodio depresivo una sola vez en su vida, mientras que otros sufren episodios repetidamente (15% de las personas). 

La depresión tiende a presentarse en ciclos que cambian los estados de ánimo. Algunas personas tienen "ciclos bajos" de depresión  que alternan con "ciclos altos" con euforia, aumento de energía y autoestima que son exagerados y alteran significativamente la vida del paciente y de quienes los rodean. Este trastorno emocional es conocido como trastorno bipolar o enfermedad maniaco-depresiva.