Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Go to CheckUp-Maxi

Saber sobre una Enfermedad:

Hemorragia posterior

¿Por qué es importante la epistaxis?

Cuando se encuentra un adulto o anciano con epsitaxis posterior es conveniente pensar en hipertensión arterial sistémica habitualmente descontrolada y ateroesclerosis.

La hemorragia nasal puede llegar a ser muy importante causando daños graves al paciente secundarios a anemia aguda, como hipotensión arterial, mareo, desmayo, lesión a varios órganos por falta de riego sanguíneo. En ocasiones puede presentarse un primer sangrado leve que al no tratarse, permita un siguiente sangrado más importante.

¿Cuál es el tratamiento de la epistaxis?

El adecuado manejo de la epistaxis debe hacerse con el especialista.

Las medidas comunes como la aplicación de compresas fría sobre la frente, la introducción de algodón o pañuelo desechable en las fosas nasales, el uso indiscriminado de vitamina K, C, E y hierro en general no ayudan a detener la hemorragia.

Primero el médico realizará un estudio con rinoscopio que permite una apertura amplia de la fosa nasal y aplicación de luz para visión directa y poder precisar el sitio exacto de sangrado, si este es visible en ese momento procede a cauterizar (con nitrato de plata, ácido crómico, ácido tricloroácetico) directamente el vaso yugulando el sangrado.

¿Qué tratamiento se aplica cuando reincide el sangrado?

Cuando la hemorragia persiste, si es hemorragia anterior, el especialista colocará un taponamiento nasal anterior con gasa vaselinada o impregnada con antibiótico. Es importante la colocación del taponamiento en ambas fosas para lograr suficiente presión sobre el vaso sangrante.

En caso de hemorragia posterior el taponamiento se colocará posterior para lo cual se requiere pasar una sonda de Foley (que es una sonda de hule flexible con un globo inflable en su punta) con el globo grande inflado con agua que se tracciona hacia adelante además de colocar seguidamente un taponamiento anterior que garantice una adecuada compresión.

¿Qué debe hacerse si repite la epistaxis o si el sangrado es muy abundante?

Si existen recidivas, puede requerirse ligar directamente la arteria maxilar interna por cirugía trasmaxilar.

Cuando la hemorragia es muy severa aún cuando no existan datos agudos de anemia, pero el médico considere que las cifras de hemoglobina han descendido mucho más de lo tolerado el paciente deberá ser trasfundido con la cantidad de sangre que restablezca su equilibrio hemático. En los casos en que no exista donador o el paciente no acepte la trasfusión, deberá recibir soluciones salinas y estimuladores de la eritropoyesis (estimuladores de la formación de sangre por el propio paciente, que actualmente son sustancias recombinantes o copias de las proteínas humanas).