Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Laboratorio de Patología Clínica
Go to laboratorio-2018

Servicios:

Detección y control de diabetes

¿Qué muestra se requiere?
Sangre venosa obtenida por punción en el antebrazo.

¿Necesito alguna preparación previa?
No se requiere.

¿Qué se analiza?

La medición de hemoglobina glicosilada, también conocida como glicohemoglobina, HbA1c o simplemente A1c, evalúa indirectamente los niveles promedio de glucosa o azúcar sanguíneo de los últimos 2-3 meses. La hemoglobina es una proteína de los glóbulos rojos de la sangre, encargada del transporte de oxígeno. Existen diferentes tipos de hemoglobina, algunos normales y otros considerados como variantes. La forma predominante es la hemoglobina A (95-98%). La glucosa que circula por la sangre puede unirse espontáneamente a la hemoglobina A y esta combinación glucosa-hemoglobina es la que se mide. Una vez que la glucosa se ha unido a la hemoglobina, permanece ligada a ella durante el tiempo de vida de los glóbulos rojos, normalmente unos 120 días. Cuanto más elevada sea la cantidad de glucosa en sangre, se formará más A1c.

¿Cómo se utiliza?

La American Diabetes Association (ADA) recomienda la determinación de la A1c como auxiliar en el tamizaje y diagnóstico de diabetes, aparte de la medición de los niveles de glucosa en ayunas y de la prueba de tolerancia oral a la glucosa.

Dado que la cuantificación de A1c y el cálculo de la glucosa promedio se utilizan para el seguimiento del nivel sanguíneo de glucosa a lo largo del tiempo en pacientes diabéticos, el objetivo es conseguir que los niveles de glucosa se mantengan dentro de los límites normales, siempre que sea posible. De esta forma se consigue minimizar las complicaciones causadas por el nivel alto de glucosa como las lesiones progresivas en riñones, ojos, sistema cardiovascular y sistema nervioso.

¿Cuándo se solicita?

Como mínimo debe medirse dos veces al año. Pero dependiendo del tipo de diabetes, grado de control y su médico, la A1c puede medirse con más frecuencia (cada 3 meses o menos).

También debe solicitarse en el momento del diagnóstico de diabetes y con finalidades de detección o de diagnóstico en un chequeo rutinario o cuando se presentan signos y síntomas sugestivos como: aumento de la sensación de sed, aumento del deseo de orinar, fatiga, visión borrosa o retraso de la cicatrización de heridas.

¿Qué significa el resultado?

Se recomienda a las personas diabéticas que intenten mantenerse con valores inferiores al 7%. En el informe de laboratorio se incluye un cálculo de la glucosa promedio, con el objetivo de relacionar los niveles de A1c con los valores diarios de glucosa. Esto, con la finalidad de poder establecer una comparación rápida y fácil con los niveles de glucosa obtenidos por el propio paciente (glucómetro) o con las determinaciones realizadas en el laboratorio. Así, una A1c de 7%, por ejemplo, equivale a una glucosa promedio de aproximadamente 154 mg/dL.

Aunque esta estimación proporciona una idea de los niveles de glucosa en sangre de los últimos dos meses, no necesariamente se corresponde exactamente con un resultado de glucosa puntual de un día.