Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Dislipidemia quiere decir una anomalía en el equilibrio de lípidos en la sangre o sea una falta de equilibrio entre los lípidos y las substancias qué los transportan a las diferentes partes del cuerpo, a través de la circulación sanguínea. 

Esta es la razón por la que se recomienda que todas las personas deben tener análisis regulares de colesterol.

Aquellos pacientes que tienen niveles elevados deberán adoptar medidas progresivas para reducirlo: dieta, ejercicio, pérdida de peso y si fuera necesario tratamiento por drogas.  

 El tratamiento suele ser de por vida. 

Preguntas frecuentes 

¿Qué son exactamente los lípidos y qué están haciendo en mi sangre? 

Los dos tipos de lípidos más importantes en el organismo son el colesterol y los triglicéridos. Los mismos son producidos en parte por nuestro propio cuerpo y también entran en él a través de las comidas que ingerimos.  

¿Por qué la Dislipidemia es peligrosa para mi organismo? 

  • La dislipidemia es un proceso prolongado a lo largo de los años u progresivo.  
  • Cuando los niveles sanguíneos de las lipoproteínas LDL están altos y los de las lipoproteínas HDL están bajos el exceso de lípidos (colesterol y triglicéridos) no es adecuadamente eliminado por el organismo.  
  • Como los lípidos son pegadizos comienzan a adherirse a las paredes arteriales y si este proceso continúa por varios años las paredes arteriales llegan a engrosar tanto que se dificulta la circulación de la sangre.  
  • Cuando las arterias del corazón (arterias coronarias) comienzan a endurecerse la circulación se reduce y con ella se reduce el oxígeno. 

¿Cuál es la relación entre Dislipidemia y el Corazón?  

  • Casi el 50 % de los adultos están en riesgo de sufrir enfermedad coronaria. 
  •  Las personas con valores de colesterol total superior a 265 mg. tienen cuatro veces más riesgo de enfermedad coronaria que las personas que tienen 190 mg. o menos.  
  • Los enfermos con aterosclerosis coronaria tienen en promedio un colesterol total de 225 mg.  

Más sobre el tema 

La dislipidemia y los peligros de ataques al corazón o de trombosis no desaparecerán por sí solos. Es por eso que su médico le ha medicado un plan específico de dieta, ejercicio y si fuera necesario un medicamento. Todo está dirigido al tratamiento y control de la dislipidemia.

Información clave 

  • Si usted es de esta edad, nuestras recomendaciones sobre nutrición son: 
  • Disminuir la ingesta de todo tipo de productos animales, incluyendo leche y derivados, además de huevo. 
  • Hacer ejercicio aeróbico con regularidad lo mínimo aconsejable son 15 minutos 4 veces por semana.  
  • Dejar de fumar (en caso de que aplique).  
  • Tomar el medicamento que le haya prescrito su médico.

Preguntas frecuentes específicas 

¿Cuál es la causa de la dislipidemia? 

La dislipidemia puede ser causada por varias condiciones.

Algunos tipos de dislipidemia se deben a trastornos digestivos, hepáticos o de la glándula tiroides. Estos trastornos pueden interferir con la formación y con la desintegración de los lípidos (generalmente estos tipos de dislipidemia se curan o se mejoran, al curarse los trastornos que la producen).  

¿Qué son exactamente los lípidos y qué están haciendo en mi sangre? 

Los dos tipos de lípidos más importantes en el organismo son el colesterol y los triglicéridos. Los mismos son producidos en parte por nuestro propio cuerpo y también entran en él a través de las comidas que ingerimos.  

¿Qué puede hacer usted para remediar la dislipidemia?

La dislipidemia y los peligros de ataques al corazón o de trombosis no desaparecerán por sí solos. Es por eso que su médico le ha medicado un plan específico de dieta, ejercicio y si fuera necesario un medicamento. Todo está dirigido al tratamiento y control de la dislipidemia Las pautas que se ofrecen a continuación le ayudarán a seguir su plan médico.

Problemas relacionados 

Se ha probado que disminuir los niveles elevados de colesterol reduce significativamente el riesgo de sufrir enfermedad coronaria y que aquellos que sufren la enfermedad mejoran sensiblemente el pronóstico al reducir el colesterol.